¿Qué es Tonalama?


Tonalama, es el estudio del destino y la personalidad basado en la sabiduría de nuestro México antiguo. Su origen es Tonalamatl- voz nahuatl- es lo que quedó registrado en el papel amate de los libros antiguos. Es el legado de nuestros antepasados: los “sabios y venerables abuelos”. Resultado del meticuloso análisis del sistema matemático (en el que todos sin excepción estamos inscritos), nos permite conocer las características inherentes a cada persona, las potencialidades a desarrollar y las influencias que le ayudarán a vivir una vida útil y feliz.

Tonalama es el estudio completo de la personalidad, de las potencialidades y de las características propias de cada individuo. Da a conocer todas las influencias que quedaron grabadas en el espíritu en el momento de nacer; cuando se aspira la primera bocanada de aire y penetra el aliento de vida, con todas las influencias que estaban vigentes en ese preciso momento.

Tonalama nos da la oportunidad de saber qué potencial tenemos guardado desde el momento de nacer y en consecuencia aprender a utilizarlo con la plena responsabilidad de elevar nuestra condición humana.

Tonalama le devela el valor intrínseco de su ser. Ayuda a reafirmar las cualidades con las que se ha identificado y descubre los poderes que tiene dormidos. Ofrece alternativas de realización y la oportunidad de conocer la otra parte de uno mismo.

Tonalama ofrece conocerse con el sistema milenario legado por nuestros ancestros. Se halla basado en la cuenta mágica del tiempo y del destino. Nos permite también saber quienes son los personajes del mundo prehispánico (Regentes) sus nombres, su simbolismo y los dones que otorgan cada uno de ellos.

Los sabios de la antigüedad, sabían guiar y se hacían responsables de todos y cada uno de los miembros de la sociedad. Al ser aplicado el sistema de vida en los grupos humanos podían prever actitudes, y a su vez obtener un perfil de las características individuales a partir de las que se adquieren desde la gestación de una persona y, conjuntamente con las que se reciben en el momento de nacer, determinar su personalidad y la misión a desarrollar.

Además nuestros antepasados sabían realizar las ofrendas de integración a las fuerzas generadoras de la naturaleza, como armonizar a los seres con los ritmos de la creación. Fueron expertos en el manejo de las Cuentas del Tiempo y verdaderos conocedores de la Matemática del Universo en donde plantas, animales, nubes y montañas entretejen el atuendo de la Tierra, y simultáneamente con los colores y los sonidos crean la gran sinfonía de la vida. Todo ello se halla pautado en el ritmo de las estrellas, las cuales nos van marcando el devenir cotidiano de todo lo viviente.

La pasión por las matemáticas era aplicada hasta en los aspectos más simples de la vida cotidiana. Cielo, naturaleza, hombre y espíritu se convierten en signos y numerales. En ellos está contenido cada ser humano con su propio ritmo, en una combinación que refleja tanto sus alcances como sus limitaciones, entrelazando el oficio del ser humano con los ritmos de todo lo existente.

El Tonalama esta conformado por los siguientes componentes:

1. HORA:

Regente de las horas: El día se dividía en 20 fracciones (72 minutos actuales). Cada una de estas 20 fracciones tiene una influencia diferente que lo rige. Son 20 signos que se van rotando a lo largo del día.
Fracción del día: Cada hora se dividía en cuatro partes (18 minutos actuales).

2. DÍA:

El numeral del día: Son 13 números (del 1 al 13) que se van rotando de una manera especial y que asigna características muy especiales.
El Día: Son 20 signos diferentes que componen (las veintenas (meses) – o fiestas prehispánicas).
Regente del Día: A cada día le corresponde un acompañante diferente, que lo influye.

3. SEÑOR DEL DÍA:

Según el numeral del día, le corresponde uno de los 13 Señores del Día, una de las 13 aves y su acompañante. También son influencias muy importantes.
Señor del Día: Los 13 señores del día moldean nuestra apariencia y nuestra personalidad.
Ave Diurna y Acompañante del Ave: son también 13 que van junto al Señor del día.
Señor de la Noche: Los 9 señores de la noche moldean el potencial que recibe nuestro yo interno

4. TRECENA:

Corresponde a la cuenta paralela del Tonalpohualli –la cuenta mágica-. Está conformada por 20 trecenas cuyos nombres (en otro orden) son los mismos de los días. Cada una de estas series (equivalentes a meses) es de 13 días, conformando una serie de 260, para luego reiniciarse. Son dos ruedas engranadas: la de 365 y la de 260 días ó mágica, también llamada “cuenta de los destinos”.

Trecena: Se adjunta una lámina para que cada persona la observe y descubra directamente sus influencias.
Regente de Trecena: Son 20 diferentes, igual que los días.
Rumbo: Los puntos cardinales son 4: el Este (Tlahuistlanpa), el Sur (Huistlampa), el poniente (Cihuastlanpa) y el norte (Mictlampa). De los cuatro rumbos del universo y de los cuatro rincones del mundo nutren a nuestro tonalli estas emanaciones de esencia. Somos penetrados por ellas.

5. MES:

Mes: Son 18 Veintenas de 20 días cada una. Representan las fiestas que en cada mes celebraban a diferente regente. Al terminar los 360 días (18 x 20) continuaban 5 días y ¼ que corresponde a los días Nemontemi, de características especiales.
Regente del Mes: Cada Mes ó fiesta, tenía su regente al cuál se le rendían homenajes.

6. AÑO:

Numeral del Año: Son 13 números (del 1 al 13) que se van rotando de una manera especial.
Los años: son cuatro y comienzan cada uno diferente hora. Los días durante todo ese año comenzarán a la hora indicada. En nuestro calendario actual siempre comienzan a las 0 horas.
Inicia: Calli (casa) Tochtli (conejo) Acatl (caña) Tecpatl (pedernal)
Día a las: 0:45 am 6:45 am 12:45 pm 6:45 pm
Año: 12 / marzo 12 / marzo 12 / marzo 11 / marzo
Acompañante del Año: Son nueve diferentes que se rotan a lo largo del año.

 

LOS DÍAS, SUS NOMBRES Y SIGNIFICADO:

cipactli ehecatl calli cuetzpalin coatl
1 Cipactli: Cocodrilo 2 Ehecatl: Viento 3 Calli: Casa 4 Cuetzpalin: Lagartija 5 Coatl: Serpiente
miquiztli mazatl tochtli atl itzcuintli
6 Miquiztli: Muerte 7 Mazatl: Venado 8 Tochtli: Conejo 9 Atl: Agua 10 Itzcuintli: Perro
ozomatli malinalli acatl ocelotl cuauhtli
11 Ozomahtli: Mono 12 Malinalli: Hierba 13 Acatl: Caña 14 Ocelotl: Jaguar 15 Cuauhtli: Águila
cozcacuauhtli ollin tecpatl quiahuitl xochitl
16 Cozcacuauhtli: Águila de Collar 17 Ollin: Movimiento 18 Tecpatl: Pedernal 19 Quiahuitl: Lluvia 20 Xochitl: Flor

 

NOMBRE  DE LOS REGENTES DE LOS DÍAS Y SU SIGNIFICADO

tonacatecutli quetzalcoatl Tepeyolohtli huehuecoyotl chalchiuhtlicue
01 Tonacatecuhtli Tonacacihuatl: El Señor y la Señora del sustento 02 Quetzalcoatl: La serpiente hermosa 03 Tepeyolohtli: El Señor del Corazón del Monte 04 Huehuecoyotl: La energía serpentina 05 Chalchiuhtlicue: La Señora de las faldas de jade
Tecziztecatl Tlaloc Mayahuel Xiuhtecuhtli Mictlantecuhtli
06 Tecziztecatl: El Señor de la elegancia y presunción
07 Tlaloc: El Señor de la lluvia, "el licor que bebe la tierra" 08 Mayahuel: La Esencia femenina (representada en la dulzura de la miel) 09 Xiuhtecuhtli : El Señor de la justicia y la rectitud 10 Mictlantecuhtli: El Señor del lugar del reposo y la reflexión
Xochipilli Pahtecatl Tezcatlipoca Tlazohteotl Xipetotec
11 Xochipilli: El Hijo de las flores 12 Pahtecatl: El Señor de la salud y la curación 13 Tezcatlipoca: El Señor del conocimiento de la esencia interna 14 Tlazohteotl: La Señora generadora y dadora de cariño 15 Xipetotec: El Señor de la mutación psicológica
Itzpapalotl Xolotl Chalchiuhtotolin Tonatiuh Xochiquetzalli
16 Itzpapalotl: La Esencia que despierta los sentidos internos 17 Xolotl: El acompañante del lucero de la mañana 18 Chalchiuhtotolin: La representación del  servicio y la sencillez 19 Tonatiuh: El Sol, dador de energía y calor 20 Xochiquetzalli: La flor hermosa, que da placer y alegría

 

Tierra es mi cuerpo
Agua es mi sangre
Viento mi aliento
Fuego mi espíritu.

 

Este es un alarde de precisión en su diseño matemático. en él se refleja el orden universal, enmarcado en las proporciones áureas de la armonía que existen en la naturaleza, en donde están siempre vigentes los ciclos que el ser humano heredó, y que fueron adaptados a una estructura matemática que normaba su vida sobre la Tierra.

Dos son los calendarios que como una rueda de engranes, van girando cíclica y paralelamente. uno es el calendario solar: es el cómputo del Sol tal como se percibe en la Tierra. contiene en su estructura los cambios rítmicos que suceden sobre ella. Otro es el calendario ritual: es el cómputo del destino de los seres humanos.
El XIUHPOHUALLI, de 365 días y un cuarto, el cual está compuesto por 18 meses de 20 días cada uno (las veintenas) más 5 días denominados Nemontemi. de260 días, el TONALPOHUALLI, compuesto por 20 trecenas de 13 días cada una. Calendario  único del antiguo México.

Los dos ciclos, el de los seres humanos y el de la naturaleza, producen en sus instantes de unión cada 52 años, el enlace astronómico que rige la relación de los seres humanos con los astros y con la naturaleza cada 104 años, una ancianidad, un huehuetiliztli, que es dos veces 52.

El Tonalpohualli, es el resultado de unir los factores 13 y 20 en ciclos de 260 días. Es un artificio matemático extraído del comportamiento global del Universo con una óptica precisa y analítica, con una visión integradora de comprobación precisa y a la vez sutil, que sólo la mente de los que alcanzaron el merecimiento de ser un tlamatini, (en cualquiera de las múltiples especialidades reconocidas ahora en las fuentes), pudieron comprender y registrar en su totalidad.

Fuera del contexto cultural de las civilizaciones del antiguo Anahuac, no existe, en ninguna otra parte del mundo. Esta aplicación de los ciclos de 260 días, no lo percibieron y mucho menos lo registraron en sus cómputos los egipcios, los sumerios, ni otras civilizaciones tan antiguas como la china, y la griega (recordemos que a los griegos les debe la humanidad, lo que se acepta como el fundamento de la ciencia moderna) . el periodo de 260 días, es, para satisfacción nuestra, herencia del Anahuac.

El Tonalpohualli con su duración de 260 días, es indudablemente, una de las herramientas matemáticas más sobresalientes desde los pueblos otomangues del norte de México, hasta con los encaraos en Centroamérica, estos últimos con una clara procedencia tolteca.
Después de la llegada de los europeos  se ha seguido utilizando, desde la época virreinal hasta nuestros días en muchas comunidades indígenas de varios estados de la Republica Mexicana y en otras partes fuera de ella, como la zona de los quiches de Guatemala.

Con el Tonalpohualli se llega a concretar la relación de conducta de quienes van a participar en una alianza por medio de la creación de las normas que rijan este tipo de relaciones. reglas que, como en otros casos, tienen que ver con las características de cada uno de los participantes.

Finalmente, este trabajo es muestra de la utilidad práctica del sistema calendario.  Hemos adaptado la información reunida para ser aplicada ahora, en nuestra vida actual. Nos asombramos mucho más al descubrir que esta enseñanza es para todos los tiempos, siempre vigente y presente.  El conocimiento de todas nuestras posibilidades, nos proporciona coherencia, racionalidad y sensibilidad para comprendernos mejor, aceptándonos con nuestros aciertos y nuestras limitaciones, por medio de los atributos positivos y negativos inherentes a cada uno de nosotros. Al estar conscientes de ellos, estamos en condiciones de impulsar y acrecentar los que sean positivos, en busca siempre de la armonía para la convivencia diaria.

Para eso son las cuentas del tiempo y del destino creadas por nuestros ancestros. Conociendo nuestros propios valores no es difícil encontrar personas afines que ayuden al desarrollo de cada individuo, para que se desenvuelva mejor en un determinado núcleo.

Quien conoce esta herramienta puede otorgar los consejos adecuados.  En la antigüedad, la vinculación del Tonalpouhque con el Tonalamtl permitía que, el que conocía las cuentas del tiempo, fuera guía y rectificador de la conducta de quienes estaban bajo su directriz. un sabio con el perfil del Tlamatini, es descrito por los informantes de Sahún como sabio y maestro, dado que muestra los caminos adecuados y rectos para la conducción humana. Es, además, espejo en donde los demás de pueden mirar, un verdadero ejemplo a seguir.

El sistema es una herramienta para el fortalecimiento de una identidad. en su estructura están los modelos en matrices matemáticas que muestran probabilidades para el desarrollo de una comunidad en armonía.

Estimado lector, queda en sus manos el esfuerzo de varias generaciones. Le ha tocado al profesor Arturo Meza Gutiérrez y a su equipo de investigadores, actualizar parte de ese antiguo conocimiento. La puerta para que quienes avancen en nuevos descubrimientos en estos temas ya se abrió. Ojalá que muchos se interesen en proseguir la búsqueda de más datos que a lo mejor modifican nuestras consideraciones, pero que, al final, sea por el bien del conocimiento masivo de todo lo valioso que podamos recuperar de nuestras raíces culturales autóctonas.

El Grupo Tonalama tiene el placer de presentar este conocimiento.

 

 

                                   contáctenos.

  El equipo de Tonalama